La crisis sanitaria del Covid-19 entra en su fase de desescalada. ¿Y ahora qué?
16034
post-template-default,single,single-post,postid-16034,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La crisis sanitaria del Covid-19 entra en su fase de desescalada. ¿Y ahora qué?

La crisis sanitaria del Covid-19 entra en su fase de desescalada. ¿Y ahora qué?

Con la crisis sanitaria creada por el Covid-19 y la consiguiente declaración del Estado de Emergencia por parte del Gobierno de España, nuestra empresa ha tenido que parar completamente su actividad de cara al público desde el primer momento, hace ya más de 6 semanas.

“¡Y era correcto que fuera así! ¡La salud de nuestros clientes y de nuestro equipo es lo más importante!”

1. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

MOMU&CO es una empresa de diseño y producción de accesorios de moda, y su actividad se desarrolla principalmente en su atelier –abierto al público– ubicado en el Born en Barcelona.
En momentos como los que estamos atravesando, en los que centenares de miles de personas se han enfermado y decenas de miles han muerto, y con una población confinada en sus casas para protegerse de la pandemia, la moda es la última de las prioridades de las personas. ¡Esto es normal, diría mas bien correcto! Al fin y al cabo, cuando la salud y la vida de las personas está en riesgo, las prioridades tienen que ser reajustadas y lo verdaderamente importante tiene que ser lo primero.
No cabe duda de que el estado de confinamiento ha tenido, y tendrá, un efecto devastador en la economía mundial, y España no será una excepción. Es también innegable que algunos sectores se han visto muchísimo más afectados que otros. Sin tener datos oficiales a la mano, no creemos estar muy lejos de la realidad afirmando que, después del sector turismo, el sector de la moda junto con el comercio minorista son los segundos sectores más afectados por esta crisis.
No es nuestra intención expresar un juicio de valor sobre este tema. Simplemente, queremos poner en evidencia unos hechos que son innegables.
Por otro lado, y afortunadamente, la crisis sanitaria se está lentamente superando y el número de personas que contraen la enfermedad es menor del número de las que finalmente la superan, y el gobierno español está preparando las etapas de la “desescalada” a las medidas de confinamiento para regresar a un estado de normalidad.

Es entonces el momento de mirar nuevamente hacia el futuro y prepararse para afrontar las secuelas de esta pandemia.

2. La sociedad post-Covid-19

Periodistas y políticos repiten a menudo que la sociedad después de la pandemia no será la misma que antes. Y nosotros en MOMU&CO esperamos que tengan razón, al menos en parte.
No nos referimos a cosas como el distanciamiento social, la higiene y la protección personal. Al contrario, esperamos poder regresar a la estupenda costumbre de abrazarnos y besarnos unos a otros para saludarnos y despedirnos, y poder mantener ese contacto cercano que tanto bien le hace al alma de todo ser humano. De la misma manera, esperamos perder el miedo a socializar, viajar, conocer, experimentar e intercambiar experiencias con otras personas y culturas.

El cambio que en MOMU&CO esperamos ver en la sociedad post-Covid-19 es sobretodo en la comprensión de nuestro verdadero lugar, como especie de seres vivientes, dentro del Ecosistema que representa nuestro planeta.
En lo que va de este siglo, la Naturaleza nos ha dado señales claras de su capacidad de trastornar radicalmente la vida de miles de seres humanos en solo unos instantes:

  • El tsunami en el Océano Índico del 2004
  • La Gripe Aviaria en el 2005
  • El huracán Katrina en el 2005
  • El ciclón Nargis en el 2008
  • La Gripe A en el 2009
  • El tsunami de Japón en el 2011
  • El Ébola en el 2014
  • Y ahora el Covid-19

A estos se unen los efectos del Calentamiento Global del planeta causados por la actividad de nosotros los Seres Humanos. Todos estos eventos demuestran una verdad que muchos líderes de gobiernos y una buena parte de la humanidad aún no han estado dispuesta a aceptar.

¡La Naturaleza es la que controla a los Seres Humanos, y no lo contrario!

Es cierto que los Seres Humanos, a través de nuestras actividades cotidianas, hemos causado cambios relevantes en el equilibrio del Ecosistema del planeta, y el Calentamiento Global es, hasta hace unos momentos, el efecto que mayor atención mediática ha recibido. Sin embargo, este hecho no cambia la realidad que expresamos en las líneas anteriores, y el Covid-19 es una nueva demostración de ello.
Por otro lado, la Naturaleza también nos ha mostrado y nos demuestra constantemente su capacidad de regeneración y de vencer los efectos destructivos de la actividad humana. Fue noticia del año pasado que 30 años después de la catástrofe de Chernóbil la vida salvaje ha vuelto a prosperar en la llamada “Zona de exclusión”. En dicha zona se ha demostrado incluso el crecimiento del número de animales de especies en grave peligro de extinción como el bisonte europeo o los lobos.
En estos días abundan en las redes sociales vídeos de animales salvajes ‘paseando’ libremente por las calles de las ciudades de todo el mundo, desiertas por el confinamiento al que nos hemos vistos obligados.
El principio que en MOMU&CO defendemos es que los Seres Humanos debemos cambiar nuestro concepto del rol que tenemos que desenvolver en relación con nuestro entorno natural y el Ecosistema en general.

¡No se trata de “controlar” el Ecosistema sino de aprender a acoplarnos a él!

3. El “nuevo” modelo económico

Este cambio debe necesariamente reflejarse en un nuevo modelo económico que debe prevalecer a nivel de todo el planeta. En MOMU&CO apostamos por el modelo de la Economía Circular como la mejor, y tal vez la única, vía para que la Humanidad finalmente aprenda a convivir con la Naturaleza.

No es nuestra intención impartir lecciones de economía. Para ello hay otras sedes, tanto offline como online, mucho más capacitadas para explicar mejor las ventajas de este modelo económico.
Pero lo que sí queremos resaltar en este post, es que este modelo recupera en parte los principios que guiaban la economía mundial, antes de la revolución industrial y el consumismo que se generó en consecuencia.

El aprovechamiento de los recursos naturales de una forma sostenible para las generaciones actuales y futuras.

No criticamos la industrialización ni los avances de la tecnología. ¡Al contrario, los apoyamos! Siempre y cuando estos estén orientados a reestablecer un equilibrio con el Ecosistema del planeta. El modelo de la economía circular pretende utilizar la tecnología precisamente para reestablecer ese equilibrio.

4. Los valores de MOMU&CO

Como mencionamos antes, en MOMU&CO producimos accesorios de moda, pero los productos que ofrecemos son simplemente el resultado ‘material y tangible’ de unos valores que rigen nuestro entero modelo de negocio. Unos valores que se basan en:

  • La artesanía: el valor de lo hecho a mano con dedicación y maestría, que otorgan a cada producto características que lo hacen único, diferente a los demás; en contraposición con las grandes series de producción estandarizadas.
  • La materia prima natural: utilizar materiales de origen natural, en respeto del medioambiente, y por lo tanto con la menor intervención posible de procesos químicos.
  • El reciclaje: el uso de materiales de origen reciclada, contribuyendo a la reducción de los desechos.
  • Un diseño sencillo pero diferente: conseguir la originalidad de los productos a través de la sencillez, para mantener su actualidad en el tiempo; se huye de este modo de lo efímero de la moda en sentido estricto, y hace que los diseños se mantengan vigentes en el tiempo.
  • La producción local: la característica artesanal de los productos implica la cercanía tanto de los materiales como de la producción, para permitir un estricto control de calidad, pero también con la finalidad de promover la colaboración con empresas y artesanos del entorno.
  • Una red de colaboraciones: se quiere promover la colaboración con otros artesanos, diseñadores y creadores, incluso de otros sectores, para forjar de forma conjunta nuevas ideas y aplicaciones que lleven a nuevos productos.

5. Una economía en red

Este último punto en particular creemos que, en momentos como el que tenemos que afrontar en el próximo futuro, toma particular relevancia. MOMU&CO está orientada y dedicada al impulso de colaboraciones con otros artesanos, diseñadores, artistas y empresas que compartan los mismos valores y tengan el ‘hecho a mano’ como característica principal de sus creaciones.
Se trata de establecer relaciones de sinergia que sean de mutuo beneficio, y que sirvan a fortalecernos mutuamente. Esta red de interrelaciones queremos que no se limite al sector de la moda, al contrario, queremos que se expanda a varios sectores como el arte, la pintura, la escultura o… la industria vinícola que, aunque a primera vista no parezcan relacionados, puedan compartir valores y de la interacción puedan surgir ideas y proyectos interesantes. Este es el MOMU&CO Club.

Ilustración2: iStock

Estas colaboraciones se extienden a todos los stakeholders de la empresa: nuestro equipo de trabajadores, proveedores, contratistas, asesores y, naturalmente, los clientes.
De esta manera, en MoMu&Co queremos impulsar la economía local/nacional, en el principio de aprovisionamiento de proximidad, y con la finalidad de contribuir en la creación de redes de empresas pequeñas y medianas que a través de sus relaciones comerciales cooperan en servir a un determinado mercado.

Es un poco el principio que dio origen al Internet en sus primeros días: interconectar una serie de servidores entre ellos de manera de que, si uno de ellos fallase, la información pudiera seguir fluyendo dentro de la red.
Es nuestra convicción, de hecho, que estas redes de empresas es una de las formas más eficaces de fortalecer el tejido empresarial de un país, y consecuentemente, conseguir un crecimiento estable de la economía.

6. ¿Qué hacemos ahora?

Dadas todas estas premisas, la conclusión es obvia:

¡Desde MOMU&CO invitamos a todas las personas, sean clientes nuestros o no, a que apoyen estas redes de empresas!

En parte hemos visto ejemplos de que esto ya está sucediendo, cuando las personas han preferido ir a comprar sus alimentos al colmado, la charcutería o la carnicería más cercana, en vez de ir a un supermercado.
Os invitamos a hacer lo mismo tanto en la fase de “desescalada” como en la “nueva normalidad”, como las llama el gobierno español. Apoyemos al comercio minorista independiente, valoremos el trabajo y el talento artesano en todas sus expresiones. Pero sobretodo, seamos consumidores conscientes y apoyemos todas las iniciativas que se centren en la economía circular.

¡Es más, os invitamos a ser agentes activos de esa economía circular, tomando mucha atención a como compramos
y como tratamos nuestros desechos!

Debemos promover, desde nuestras acciones cotidianas, el restablecimiento del equilibrio de la sociedad con el Ecosistema que nos rodea y que determina nuestro destino como especie.

¡A nuestros clientes, pasados, presentes y futuros, va nuestro más sincero agradecimiento por apoyar estos valores a través de la compra y la promoción de nuestros productos!

flecha volver