MOMU&CO en Modapiel & Accesories
16014
post-template-default,single,single-post,postid-16014,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

MOMU&CO en Modapiel & Accesories

MOMU&CO en Modapiel & Accesories

La revista Modapiel & Accesories ha publicado una entrevista a Monica Munevar Cortez –fundadora de MOMU&CO– en su última edición, publicada en correspondencia de la feria MICAM de Milán 2020.
A continuación os proponemos el texto de dicha entrevista:

“Cada uno de nuestros productos tiene una historia y cada detalle una razón de ser”

Origen: “El proyecto nació gracias a mi espíritu inquieto y creativo, unido a la habilidad y la pasión por trabajar con las manos.”

Filosofía: “MOMU&CO crea moda unisex concebida para disfrutar y llevar durante mucho tiempo. El principal objetivo es crear diseños atemporales e inteligentes, o Slow Fashion. Nuestra filosofía se resume en Natural & Basic Fashion, es decir, diseños sencillos pero diferentes.”

Fabricación: “Para confeccionar las propuestas me decanto por el uso de materiales naturales combinados con herrajes poco convencionales. El proceso de fabricación se realiza de forma manual, opción esta que convierte a todos los complementos en piezas únicas.”

¿Qué motivos le llevaron a decantarse por la creación y el diseño de bolsos?

El proyecto nació gracias a mi espíritu inquieto y creativo, unido a la habilidad y a la pasión por trabajar con las manos. Comencé confeccionando bolsos de tejanos reciclados. Mas tarde, apoyada por un compañero de trabajo también es diseñador de bolsos, me decanté por desarrollar bolsos con materiales naturales, principalmente con lino rustico, una materia que me apasiona especialmente.

¿Cuándo comienza su andadura en el sector?

Desde pequeña me ha entusiasmado la idea de confeccionar de forma manual y con materiales sencillos objetos útiles y funcionales. Durante los años que estudié en la Universidad Economía y Marketing también me dediqué a diseñar bañadores y camisetas para chicas. Como profesional mis cargos me permitieron llevar adelante gestiones con objetivos siempre ligados a temas creativos. Hace más de 10 años, de los cuales una parte de ese tiempo lo pasé en Italia y actualmente en Barcelona, comencé a diseñar bisutería y gadgets a partir de materiales reciclados. Y hace 4 años formé parte del equipo de creadores de la marca Cuirum, para la que diseñé y personalicé artículos de marroquinería. Finalmente, hace 2 años decidí iniciar mi aventura en solitario y crear mi propia marca, incialmente con un e-commerce. Posteriormente inauguré el atelier en el barrio del Born de Barcelona.

¿Cómo fue su formación y dónde?

Mi pasión por los trabajos manuales ha sido una tónica constante tanto en mi vida personal como profesional. Ese entusiasmo me acompañó no solo durante mi carrera universitaria sino también durante mi vida profesional. A lo largo de los años he realizado innumerables cursos siempre relacionados con la creatividad y el trabajo manual. Y sigo aprendiendo todos los días algo nuevo de manera autodidacta, aplicando el método del “learning by doing”.

¿Cuál es la filosofía y los principios que determinan su trabajo de creación?

Todo parte de nuestra convicción de que algo hecho a mano, con dedicación y cariño, tiene un valor agregado tan importante que pasa a formar parte de los valores de quienes lo compran. La artesanía o el valor de lo hecho a mano con pasión y maestría, que otorga a cada producto características que lo hacen único en contraposición con las grandes series de producción estandarizadas. La utilización de materiales de origen natural, respetuosos con el medioambiente. En este sentido nos decantamos por el uso de materiales de origen reciclado. Proponemos un diseño sencillo pero diferente. Huimos del sentido efímero de la moda con la finalidad de crear diseños que se mantengan vigentes en el tiempo. Nos decantamos por la producción local que implica la cercanía tanto de los materiales como de la producción, para permitir un estricto control de calidad, pero también con la finalidad de promover colaboraciones con empresas y artesanos del entorno. En esta línea, promovemos la colaboración con otros artesanos, diseñadores y creadores, incluso de otros sectores, para forjar de forma conjunta nuevas ideas.

¿Cuáles han sido las etapas más importantes que recuerda desde que comenzó su trayectoria en el sector?

La primera y más importante dio comienzo cuando era pequeña y fue fruto de la necesidad de hacer regalos en el seno de una familia numerosa con escasos recursos económicos. En ese momento surge la idea, incentivada por mi madre, de comprar materiales y hacer nosotros mismas regalos para todos. Otra de las fases más significativas en mi carrera fue el trabajo que realicé en el taller de una marca de marroquinería, donde recibí el apoyo del dueño y de su diseñador para desarrollar mis dotes comerciales, así como mis diseños de bisutería en cuero. También destacaría el momento en el que comienzas a observar que los diseños gustan no sólo a clientes directos sino también al comercio. Y la etapa más difícil de afrontar por todo lo que exige a nivel personal y económico, el reto de desarrollar mi propia marca, la apertura del e-commerce y la apertura del atelier.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de producción de sus bolsos? ¿Y dónde?

El diseño, la fase de tablero y el acabo se realizan en nuestro atelier, ubicado en el Barrio del Born, en Barcelona. Para las fases de costura, nos apoyamos en talleres de confianza y proximidad que comparten nuestros valores creativos. Igualmente, el abastecimiento de nuestra materia prima viene de proveedores locales.

¿Cuáles son sus referentes a la hora de diseñar?

Nos inspiramos en momentos de la vida cotidiana. De la interacción con otros artesanos, diseñadores, artistas y emprendedores de otros sectores diferentes, pero que comparten nuestros mismos valores, y con los cuales buscamos crear una red de colaboraciones.

¿Cree que el consumidor aprecia el valor que tiene un bolso hecho a mano?

Como sucedió en su momento con el fenómeno del Slow Food, creo que cada vez hay más personas, que sabiéndolo o no, están pasando a ser parte del fenómeno Slow Fashion. Clientes que están revalorando la artesanía, el diseño independiente y la producción a pequeña escala.

En este sentido, ¿piensa que hay un mayor interés por comprar artículos elaborados artesanalmente, es decir, una mayor sensibilidad hacia la compra de un producto más sostenible y menos industrial?

¡Definitivamente sí! Como mencioné anteriormente, este es un mercado en plena expansión. Y se aprecia en todo su esplendor en Barrios como el Born, precisamente donde está nuestro atelier. Un barrio en el que los clientes quedan extasiados al ver a artesanos manejar con pericia sus ingeniosas herramientas mientras le dan vida a un complemento, que además se puede estar haciendo a su gusto y a su medida. Todo esto en una atmosfera de cero estrés, en el que el cliente entiende de manera natural que esperar por su producto, más que una espera es un tiempo de disfrute y desconexión. Esa es la esencia principal que buscan quienes nos visitan y que una vez que nos han conocido, no dudan en repetir así sea a distancia, por medio de nuestra plataforma online.

Por otra parte, ¿cabe la posibilidad de personalizar sus diseños en función del estilo de cada comprador?

¡Naturalmente! La personalización es una parte íntimamente ligada a nuestros diseños. Algunos de nuestros productos, como los cinturones o los tirantes de cuero, solo se hacen a medida y con el diseño que el cliente desea. En otros casos, partimos del diseño original –digamos– estándar, y luego aplicamos la personalización que el cliente desee. En algunas ocasiones, incluso, fabricamos productos enteramente bajo las especificaciones del cliente.

¿Cuáles son las principales características diferenciales de sus productos?

Nuestro MoMuStamp o estampado a mano y nuestro MoMuLock o cierre de cremalleras son detalles de diferenciación que literalmente encantan a nuestros clientes. Nos apasiona usar pequeñas piezas industriales, provenientes del mundo náutico y ecuestre en lugar de los herrajes convencionales. Un aspecto diferencial que aman nuestros clientes. Utilizamos materiales de proximidad, y en algunos casos orgánicos y en otros reciclados. Pero para nosotros lo que marca la diferencia es el trato y la atención directa a nuestros clientes. Cada uno de nuestros productos tiene una historia y cada detalle una razón de ser, y es en esos momentos donde tenemos la valiosa oportunidad de transmitir a nuestros clientes que amamos hacer lo que hacemos.

flecha volver